Hispana que vive en Iglesia Santuario Obtiene 60 Días de Estadía

Un año y medio después de que Rosa Gutiérrez López comenzó a vivir en la Iglesia Universalista Unitaria Cedar Lane en Bethesda, en lugar de aceptar la deportación a su natal El Salvador, dio sus primeros pasos fuera de la propiedad de la iglesia.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos le otorgó, el 1 de junio, una suspensión de expulsión de 60 días durante la cual no será deportada.

Gutiérrez ingresó a Estados Unidos en diciembre de 2005 y rápidamente solicitó la amnistía. En ese momento, recibió una cita en la corte para comparecer, pero dijo que no la entendía y no se presentó a su audiencia.

Vivió en Virginia con sus tres hijos durante varios años hasta que los funcionarios de ICE la localizaron y le emitieron un boleto de avión con destino a El Salvador el 10 de diciembre de 2018. En lugar de aceptar la deportación, se refugió en la iglesia de Cedar Lane, donde ha estado desde entonces.

Gutierrez ha tratado repetidamente de luchar contra su deportación, y este mes los funcionarios de ICE acordaron suspender su orden de deportación, en espera de una apelación ante la Junta de Apelaciones de Inmigración. Mientras tanto, debe registrarse mensualmente con ICE, según un portavoz de ICE.

ICE otorga suspensiones de deportación caso por caso, generalmente por razones humanitarias, a menudo para darle tiempo a la persona para prepararse para la deportación.

“Es una victoria pequeña y significativa”, declaró el reverendo Abhi Janamancki, líder principal de Cedar Lane.

“Ella continuará quedándose con nosotros”, al igual que sus hijos, dijo.

Aproximadamente un año después de su estadía en la iglesia de Bethesda, sus tres hijos se unieron a ella y asistieron a la escuela en el condado de Montgomery.

Nota Previa:

Salvadoreña vive refugiada en Iglesia santuario para evitar ser deportada

Write a Comment

Related Articles